Ahora vas a descubrir como pedir la Tarjeta de Crédito Santander Zero

Aspectos claves sobre la tarjeta

La Tarjeta de Crédito Santander Zero es la elección ideal para estudiantes universitarios que dan importancia a la libertad financiera, la facilidad de acceso y los beneficios únicos.

Tiene como objetivo servir a estudiantes que todavía no poseen un historial crediticio, siendo una opción viable para aquellos que están iniciando su trayectoria crediticia y buscan establecer un historial firme y sensato.

Un rasgo particularmente llamativo es que Santander Zero no cobra anualidad, implicando que puedes gozar de todas sus ventajas sin temor a cargos adicionales.

Una ventaja señalada de esta tarjeta es que no tiene honorario de mantenimiento ni administración, siempre y cuando incurras al menos en un gasto de $100 MXN al mes.

Esto la convierte en una elección económica y conveniente para estudiantes que desean dirigir sus finanzas de manera eficaz. Adicionalmente, es una tarjeta versátil con una gran aceptación a nivel global.

Puedes utilizarla en más de 14 millones de comercios y en 930 mil cajeros automáticos, lo que te otorga facilidad de manejo y comodidad en tus operaciones financieras.

¿A quién está destinada?

La Tarjeta de Crédito Santander Zero ha sido diseñada para dos grupos concretos de personas: estudiantes universitarios y personal docente administrativo.

Para solicitarla como estudiante universitario, debes tener entre 18 y 25 años y presentar un carnet vigente de la universidad, junto con un documento que certifique tu condición de estudiante en activo, como una lista de materias.

Además, es necesario demostrar que has tenido un ingreso mínimo de $1,500 MXN en el último mes y mantener un saldo mínimo de $2,750 MXN en tu cuenta.

Por otro lado, para los docentes y administrativos, la edad mínima es de 20 años y se requiere demostrar un ingreso mínimo de $7,500 MXN en el último mes.

Estos criterios facilitan el acceso a las ventajas exclusivas de la tarjeta. Sin embargo, es esencial mencionar que el banco realiza análisis individuales antes de emitir una respuesta final.

¿Cómo formular mi solicitud?

Para solicitar la Tarjeta Santander Zero como estudiante universitario, primero necesitas estar seguro de tener una Súper Cuenta Universitaria activa en Santander si eres estudiante.

Los documentos solicitados incluyen los últimos 3 comprobantes o extractos bancarios de tu cuenta universitaria.

También es necesario presentar un comprobante de domicilio de no más de 2 meses de antigüedad, como un recibo de servicios o un extracto bancario de Santander, y una identificación oficial válida, como el INE o pasaporte.

Si eres personal docente administrativo, adicional a la credencial vigente de la universidad o constancia laboral, necesitarás comprobantes de ingreso, recibos de nómina o declaración de impuestos, y un comprobante de domicilio reciente.

Una vez obtengas toda la documentación, puedes tramitar la solicitud en línea a través de la página web de Santander, seleccionando la opción pertinente. Recuerda de llenar todos los campos de manera precisa y completa.

Si prefieres un trato personal, también tienes la opción de realizar la solicitud en una sucursal del banco.

Más información

Finalmente, la Tarjeta de Crédito Santander Zero no solo proporciona una experiencia financiera sin cargos extra y con beneficios únicos, sino que también ofrece una amplia protección y ayuda a sus usuarios.

Con las medidas de protección Mastercard®, como la asistencia 24 horas para tarjetas perdidas o robadas y el reemplazo de emergencia, los usuarios pueden sentirse seguros y apoyados constantemente.

Además, en caso de robo o daño durante los primeros 45 días, se brinda una cobertura de hasta US$200 por ocurrecia o US$400 por 12 meses, así como la extensión de la garantía del fabricante original con beneficios similares.

Quiero observar otra alternativa

Si estás buscando una opción financiera conveniente, te sugerimos la Tarjeta de Crédito Visa Santander Free.

Esta tarjeta te otorga numerosas ventajas específicas que facilitarán tu vida cotidiana. Entre sus beneficios, destaca la exención de cuota de mantenimiento y administrativa al gastar un mínimo de $200 MXN al mes.

Esto te permite ahorrar y sacar el máximo provecho a las ventajas que presenta.

Rodrigo Arcres
Escrito por

Rodrigo Arcres